¿Herramienta o transporte? ¿Por qué los vehículos de trabajo necesitan las partes de reemplazo correctas?

Algunos vehículos van mucho más allá de servir como transporte para convertirse en herramientas de trabajo, como los vehículos de las flotas y de trabajo en general. Los vehículos de trabado arduo actuales ya no son simplemente vagonetas de carga o camiones de uso pesado; pueden ser de todos los tipos y tamaños. De hecho, la mayor demanda de servicios de entrega debido a la Covid-19 significa que hay más vehículos de trabajo en la carretera, siendo puestos a su ritmo constantemente. Probablemente estos no fueron fabricados originalmente para recibir tal castigo, como el Toyota Corolla que se usa como medio de transporte compartido, de modo que sus partes de reemplazo necesitan poder cumplir su nuevo propósito.

Vea el seminario virtual por demanda para saber cómo las partes de reemplazo correctas aumentarán al máximo el tiempo de actividad de estos vehículos y los mantendrán trabajando (y ganando) durante más tiempo.

Los vehículos de flotas y de trabajo enfrentan muchas exigencias y desafíos

Los vehículos de trabajo, como los de servicios de emergencia, palas para la nieve, grúas y elevados para rieles de vías, se usan para todo desde arrastre de cargas hasta transporte de equipo en la carretera o fuera de esta. Los vehículos de flotas, como las furgonetas de reparto, los vehículos de policía, los taxis y los vehículos de entrega personales hacen paradas y arranques frecuentes. Además de estos entornos exigentes, los vehículos de flotas y de trabajo también se someten a lo siguiente:

  • Aumento del tiempo de operación
  • Retraso en el mantenimiento
  • Condiciones de sobrecarga
  • Malas condiciones de la carretera
  • El constante factor del ajetreo

En la mayoría de los casos, el conductor no es el propietario, y es probable que no ponga tanto cuidado en el vehículo como debería. Incluso puede prolongar los intervalos de mantenimiento para evitar el tiempo de inactividad, especialmente cuando el tiempo de inactividad puede ser más costoso que las reparaciones.

Sin embargo, sin mantenimiento regular y frecuente, los componentes de la dirección y la suspensión se desgastarán, de manera que es importante elegir partes diseñadas para tener un desempeño más sólido y durar más.

Elija las partes de reemplazo correctas

Considere partes de reemplazo que tienen mejoras de ingeniería, tales como:

Juntas esféricas: estas deben tener piezas internas mejoradas, tal como diámetros del perno esférico aumentados y rodamientos superiores e inferiores de metal sinterizado, no polímero, para soportar el calor y el desgaste. También deben ser engrasables y tener protectores contra el polvo mejorados para protegerlas de la contaminación.

Brazos de control: estos deben tener bastidores mejorados y forjados de metal más gruesos para mayor resistencia y flexibilidad reducida.

Barras de conexión estabilizadoras: estas deben construirse lo más resistentes posible con barras de conexión más gruesas.

La instalación simplificada reduce el tiempo de inactividad

Elija partes que vienen con herramientas y hardware en la caja para hacer reparaciones más rápidas y fáciles. Esto ayuda a acortar el tiempo de inactividad durante las reparaciones y regresa a los vehículos de trabajo arduo rápidamente al trabajo.

Resumen

Los vehículos de flotas y de trabajo son más comunes que nunca antes. Estos vehículos desgastan las partes a un ritmo más alto que el normal, y el tiempo de inactividad puede ser una consecuencia costosa. Es importante elegir partes como las TTX™ de Mevotech que están diseñadas por ingeniería para enfrentar los desafíos específicos que enfrentan estos vehículos. Vea estas partes en acción en el seminario virtual por demanda.